Hoy os traigo la bonita boda que vivimos junto a Laura y Jonathan en Masía els Carasols. Un día íntimo lleno de fiesta entre los seres más queridos de los novios que tuvo absolutamente de todo.

Empezamos en el Hotel Muralleta en Riba-roja del Túria, un pueblo muy cerquita de Valencia, la pareja se alojaba en distintas habitaciones para así no verse antes de la boda.
Allí mismo tuvimos el primer momento de emoción. Cuando la mamá de Laura fue a la habitación del novio para darle una carta escrita de la mano de su futura esposa. Jonathan también hizo entrega de un sobre para que se lo dieran a Laura. Ambos leyeron sus manuscritos en la intimidad y se emocionaron mucho.

Los novios comenzaron a prepararse para la celebración, que tendría lugar a tan solo unos pasos del hotel en el Castillo de Riba-roja. El edificio más emblemático de esta localidad, actualmente restaurado y utilizado como espacio de arte contemporáneo. Allí fue donde tuvo lugar la boda civil.

Al finalizar, junto con el arroz, también volaron hacía los cuerpos de los novios confeti en forma de mariposa. Este simpático insecto tuvo un gran protagonismo en la boda ya que Laura es amante de las mariposa, su vestido le delata.

El banquete se celebró en la Masía dels Carasols también situado en Riba-roja del Túria. Un espacio precioso que tuve la oportunidad de visitar por primera vez.

Mi experiencia en la Masía dels Carasols :

Los novios llegaron en un carro a caballo hasta la zona del cóctel, una zona rodeada de jardín y con una piscina que luego los novios y los invitados más valientes harían uso de ella dándose un baño.
El caballo hizo una pequeña exhibición ante la mirada de todos los invitados y luego dejaron a los más pequeños y a la novia subirse y hacerse fotos con el. Tienen también una plaza de toros, por lo que me imagino que se podrán hacer capeas.


Pasamos a la zona del banquete. En esta boda en concreto se preparó en un porche al aire libre ya que eran pocos invitados. Pero normalmente suele hacerse en el interior del salón. Un salón que no me dio la impresión de ser muy grande, pero si con la amplitud suficiente como para que estén cómodos albergando a bastantes invitados.
El estilo del salón es bastante rústico, por lo que no desentona con el resto del entorno.


Durante la comida, el dj dejó música de ambiente elegida por los novios, sonando bandas sonoras de películas y series de dibujos animados importantes para los novios. Me parece muy buena idea personalizar hasta esos pequeños detalles.

El banquete fue un no parar de juegos, bailes y momentos muy emotivos. Un día lleno de felicidad y de amor que duró hasta bien entrada la noche, los invitados despidieron a los novios con un pasillo de bengalas. Una bonita forma de dar un toque de luz para despedir la boda.

Lo recomiendo: Para bodas rústicas, campestres, íntimas, informales…
Que destaco: El espacio de la piscina me encantó. Me parece genial que tanto los novios como los invitados puedan darse un baño mientras se toman unos mojitos escuchando música.

Aquí os dejo un pequeño resumen del reportaje. Abajo del todo también puedes ver un clip de vídeo con un resumen más extenso.

Deseo de corazón que os gusten. Abracitos.

Dale al play para ver un resumen más extenso.

¿Quieres saber si tengo tu fecha disponible? Escríbeme

Tu Nombre (requerido)

Tu Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Fecha (requerido)

Lugar de la boda (requerido)

¿Cómo me has conocido?
GoogleFacebookInstagramRecomendado

Mensaje

Responsable: Salvador David Lluch Cano.
Finalidad: Responder tus consultas.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: cdmon.com - 10dencehispahard S.L.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
Información adicional: Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal

Salva Lluch Wedding Photography
Fotógrafo de bodas en Valencia, Castellón y resto del mundo.