Ha sido un año frenético de bodas, muchísimo momentos llenos de emoción y miles de fotografías fabricando el recuerdo de las parejas que han confiado en mi.

Llega el momento de ir despidiéndose de este bonito año. Un 2018 que recordaré durante toda mi vida. Tengo que dar las gracias a la vida por ser tan buena conmigo, dejarme conocer tanta gente maravillosa y poder disfrutar de mi trabajo como si fuera un niño.

Estas dos fotografías premiadas en el portal Flecha en Blanco son un precioso broche para dar por finalizada esta temporada llena de emociones y momentos cargados de amor. Además como a mi me gusta, son dos fotografías reales, sin edulcorantes ni preparación, tal cual sucedió.

Os deseo lo mejor para 2019, brindo desde aquí para que se cumplan todas vuestras ilusiones.

Abracitos.