Cerramos temporada este año 2019 con dos nuevos premios que nos llegan del portal Flecha en Blanco. Los últimos de este 2019 y los últimos por el momento, ya que he decidido dejar de presentar fotos a concurso durante una buena temporada.

No es porque no me guste ganar premios, a todos nos gusta que nos den una palmadita en la espalda de vez en cuando y nos digan lo bien que hacemos nuestro trabajo, pero es algo que me vengo planteando desde hace un tiempo. En los concursos de fotografía el jurado son fotógrafos, no parejas y si, está muy bien que otros compañeros valoren tus fotos, pero me he dado cuenta que a mi los premios que realmente me hacen ilusión y me llenan el alma son las valoraciones positivas de mi «mis parejas», sus caras de felicidad al ver las fotografías de su boda y sus muestras de cariño hacía mi por el trabajo realizado. Esos son los verdaderos premios y no quiero contaminar mi visión por conseguir fotos para presentarlas a concurso, quiero que mi foco esté puesto al 100% en realizar las fotos para «mis novios» porque ellos son los que han confiado en mi para guardar sus recuerdos y se merecen todo mi respeto y concentración.

No me retiro de los concursos 100% ya que seguiré presentando en el colectivo al que pertenezco y del cual soy fotógrafo certificado, Fotógrafos de boda (FdB), el motivo es porque quiero seguir poniendo mi granito de arena en este colectivo que mira por los intereses de mi profesión y quiero seguir ayudando a que mi sector siga creciendo de la forma que lo está haciendo. Del resto de portales si me retiro, por lo menos durante una buena temporada. Como os decía en el párrafo anterior quiero centrarme solo en hacer las mejores fotos posibles para las parejas que confían en mi contratándome para su boda.

Aquí os dejo con las dos fotografías premiadas. Solo 33 imágenes premiadas en esta colección y entre ellas estas dos. Un placer, muchas gracias Flecha en blanco. No solo por estos dos premios, también por estos dos años que he pertenecido a vuestro portal y en los que me he sentido como en mi casa.

Abracitos!